Compra mis libros!

Putín y Kamirov...esa manera de construir realidades.

La vida sigue su curso por estas tierras...el invierno se ha marchado, y con él esa  tristeza del frío y los días cortos. Yo con mucho trabajo...como todos. En Rusia ha habido cambios importantes...o todo sigue igual. Putín ha vuelto al poder (¿cuándo lo dejó?) como un gran zar...La propaganda estatal, siempre en un mismo tono con la propagando del partido, anuncian una Rusia poderosa a la vez que fraternal y cercana. El 9 de Mayo se celebró el día de la Gran Victoria sobre los alemanes en la segunda guerra mundial.  No me cabe en la cabeza que el ser humano pueda celebrar cualquier cosa relacionada con la guerra. ¿Cuándo pueden ser de verdad compatibles la guerra y la victoria? Y los rusos se alegran y enorgullecen de ella...yo estuve el 9 de Mayo en Uzbekistán, e incluso allí se celebraba. Esta es la segunda vez que voy a este país de Asía Central. Y lo encontré aún más pobre que hace un año. Todo no, casi todo es bien pobre...el centro de la ciudad, al rededor de la casa del presidente Kamirov y  de la sede de gobierno, todo es precioso, en orden, limpio, parques muy bonitos.  Me imagino que para alimentar el mundo egoico del presidente o satrapa uzbeko. Es como cuando Putín anunció la construcción de una gran autopista que atravesaría Rusia de punta a punta, y lo hizo manejando un deportivo en el primer tramo de unos 20 kms...los único que se han construido hasta ahora. Woody Allen termina una de sus películas (Conoceras al  hombre de tus suenos) con una sentencia  (que como es comun en este director, nunca es un juicio) que me parece genial; más o menos dice que todos los hombres necesitan construir y creer en  fantasías para evitar la pesadez de la existencia humana. Ahora, ¿por qué tener que alimentar la fantasía estúpida de dictadores que se recrean en el poder? ¿O fantasías como el heroísmos o el a amor por la patria (que es sólo una creacion humana) que solo lleva a muertes absurdas? Algunos me dirán que el cristianismo, como cualquier religión, es también una fantasía. Puede ser. Para mí el cristianismo es siempre una invitación a mirar  la vida con la mirada realista de la encarnación que sabe que en la realidad asumida como tal, con todas sus ambigüedades, descansa la divinidad humana que transforma. ¿Abstracciones? No lo sé...en todo caso la respuesta está en el fondo de cada persona. Como sea, hoy hace una tarde preciosa en Tomsk, hace frío, pero está todo especialmente luminoso...en estos momentos uno siente no necesitar nada mas.