Compra mis libros!

La fiesta de las Shavuot en el Ap. de Abraham

En el Apocalipsis de Abraham el ángel que conduce al protagonista por los cielos, Yahoel, tiene un claro aspecto sumo sacerdotal. En otra entrada veíamos también que el Yom Kippur es el contexto de fiesta predominante de este apócrifo. En esta entrada me gustaría llamar la atención sobre otra fiesta presente en este libro, el festival de las semanas, llamado también Shavuot o Pentecostés…más aún, en el tiempo de Jesús se celebraba como el festival de cuando fue dada nuestra Torah.  Las similitudes entre los motivos de esta fiesta y el Apocalipsis de Abraham son interesantes. Tanto Moisés, antes de recibir las tablas de la Ley (por segunda vez) en el Sinaí, como Abraham antes de iniciar su viaje celestial donde recibirá revelaciones, ayunan por cuarenta días (Ex 34,28). Este ayuno, en ambos casos, sucede inmediatamente después de haberse confrontado con la idolatría:  Moisés en relación al becerro de oro hecho por el pueblo, Abraham después de la batalla contra los ídolos hechos por su padre. Dios le dice a Moisés que no podrá contemplar mi rostro  y que mi rostro no ha de ser visto (Ex 33, 20.23), lo mismo que dice Yahoel a Abraham, éste no podrá ver a Dios mismo. Moisés como Abraham se postran sobre tierra cuando Dios pasa a su lado (Ex 34,8; ApAb 17).  Estos paralelismos nos hablan a las claras que la fiesta que se tiene en vista en el ApAb es el Shavout  como celebración de la recepción por parte de Moisés de las Tablas de la Ley.


Entonces, ¿cómo congeniar esto con lo dicho respecto a la fiesta del Yom kippur ? Andrei Orlov (Dark Mirrors: Azazel and Satanael in Early Jewish Demonology)  expone varios textos rabínicos de la época donde ambas fiestas se entienden de un modo unitario. Así tenemos el caso de b. Baba Batra 121ª : Uno puede bien entender porque el Yom Kippur es el día del perdón y reconciliación. Y es también el día en el cual las segundas Tablas fueron dadas. Otro ejemplo es tomado de b. Taanit 30b: R. Simeón b. Gamaliel dijo: No hubo días más felices en Israel que los del quince de Ab y el Yom Kippur. Yo puedo entender el Yom Kippur, porque es el día del perdón y la reconciliación y sobre este las segundas tablas de la Ley fueron dadas.  Y es que lo que explica estas interpretaciones es el texto de Ex 32,30 donde se dice que después del episodio del becerro de oro el pueblo se dirigió a Dios para expiar por sus pecados. Así Eliyyahu Rabbah 17 dice: Cuando Israel estaba en el desierto, ellos se confundieron a sí mismo con sus felonías, pero cuando ellos se animaron y se arrepintieron en privado…cuando todo el pueblo veía el pilar de la nube sobre la entrada de la Tienda, todos se levantaban y postraban, cada uno a la entrada de su tienda (Ex 33,8-10), entonces en la intimidad se arrepentían, cada uno en la privacidad de su tienda. Entonces, Su compasión se manifestó y les dio, a sus hijos, y a los hijos de sus hijos hasta el final de todas las generaciones, el Yom Kippur como medio para asegurar el perdón.