Metatrón es flagelado ...no hay dos poderes en el cielo

En dos entradas he comentado la historia de los Cuatro en el Pardes como una introducción importante al misticismo judío ( aquí y aquí ).  Hoy quiero partir de la misma historia para comentar una temprana herejía judía que tiene mucho que ver con los orígenes del cristianismo: la herejía de los dos poderes en el cielo. Como sabemos a partir de la mencionada historia, cuatro son los rabinos que ascienden a los cielos, de los cuales solo uno logra salir vivo, R. Aquiba. De los otros tres sabemos que uno,  Elisha Ben Abuya llamado Ajer, vio y se hizo apóstata. ¿Qué es lo que vio? ¿Por qué se hizo apostata?  En que consiste esta apostasía  Esta apostasía se explica a través de Eclesiastes 5,5:No dejes que tu boca te haga culpable de pecado ni digas después al mensajero que fue por inadvertenciaPero,¿qué significa este versículo  Aquí es donde los rabinos relacionan la apostasía de Ajer con los dos poderes en el cielo. Estos dicen que Ajer vio el permiso concedido a Metatrón para sentarse y escribir los méritos de Israel. Ajer dijo: "Se enseña como una tradición que arriba no hay prestigio, ni posición  no hay celos, no rivalidad, no respaldo, ni desanimo. Tal vez, Dios nos libre, ¿¡hay dos poderes en el cielo!? Entonces ellos (los ángeles  llevaron a Metatrón delante y lo flagelaron con sesenta latigazos duros. Ellos le dijeron: ¿Por qué, cuando tu viste a Ajer, no te levantaste en su presencia?" Luego, se le dio autorización a Metatrón de borrar todos los méritos de Ajer (bHag 15a). De este texto se infiere que Metatrón fue culpable de confundir a Ajer, y es que al no levantarse hizo que el rabino lo confundiera con Dios. Metatrón es justamente castigado ( y con el los cristianos). 

Un paralelo a esta historia lo encontramos en 3Enoc quien también menciona a Ajer. Dice: Pero cuando Ajer vino a contemplar  la visión de la Mercaba y puso sus ojos sobre mi (Metatrón), se asusto y tembló por mi causa. Su alma se alarmo hasta el punto de abandonarlo por causa del miedo, del pavor y del terror que le produjo el verme sentado sobre un trono como un rey, con ángeles sirviendo delante de mi como siervos y a todos los príncipes de los reinos coronados rodeándome.  Entonces, a esa hora, el abrió su boca y dijo: "verdaderamente hay dos poderes en el cielo". De inmediato un voz celestial vino desde la presencia de la Shekina y dijo: "Vuelvan hijos apostatas (Jr 3,14.22) a excepción de Ajer. Entonces Anafiel YWY, el honrado, el glorificado, el amado, el maravilloso, el terrible, el pavoroso príncipe  vino bajo las ordenes del Santo, bendito sea, y me flagelo con sesenta latigazos fieros y me hizo ponerme en pie (Sinop 20). 

Ambos textos parecen enfatizar, probablemente en relación a los cristianos, que no es conveniente poner a ningún ser celestial muy cerca de Dios no sea que nos confundamos...y caigamos en la herejía de los dos poderes.Mas detalles: Peter Schafer, The Jewish Jesus, p. 127-131.