Feliz Navidad 2012!!!

Queridos amigos, lo primero es lo primero, feliz navidad!! De verdad les deseo unos días llenos de familia, amigos y cariño. Desde aquí les agradezco todo el apoyo, la amistad y sobre todo las oraciones. Al terminar el año me gustaría contarles algo de este tiempo. Como siempre comienzo con el pronóstico del tiempo...cuando uno vive en estas latitudes este es el tema obligado en las conversaciones diarias. Y no sólo de los extranjeros...también entre los rusos. Este invierno comenzó temprano, con mucha nieve, y ya con períodos muy, muy helados. Recién hoy  las temperaturas han subido a los -25 después de más de 10 días en que rondaron los -40. Pero ya mañana baja de nuevo a los 30 y pico. Lo digo con toda honestidad...ha sido duro, y todavía hay que aguantar los meses duros de Enero y Febrero. Más que el trabajo, que este año ha sido mucho, lo que más me ha cansado ha sido el clima. Este es mi cuarto invierno siberiano, y lejos el más difícil...no he podido detenerme a admirar la belleza de los árboles blancos, y la eternidad de las estepas nevadas. El trabajo no ha dado mucho tiempo para ello tampoco.


En el Centro Cultural hemos tenido momentos muy buenos. Especialmente importantes han sido la mesa redonda que reunió a historiadores sobre la Iglesia Católica en Siberia; la presencia de Huberto Motta y su conferencia sobre los Deseos en Dante Alighieri; y el seminario ecuménico sobre el aborto en Rusia. También ya casi tenemos el dinero para la fundación del Archivo Histórico de a Iglesia Católica en Siberia...sólo el último empujón y ya estaremos listos para empezar. Como sea, ya después de año nuevo comenzaremos con la remodelación  de las habitaciones. Y como siempre, lleno de proyectos que te hacen poco a poco adentrarte en este mundo inmenso de la cultura en Rusia. Por último, acompañando la vida  de los futuros sacerdotes rusos en el seminario...nada fácil, aunque tiene sus satisfacciones. Hay tanta fragilidad en la vida e historia de cada sacerdote y seminarista. En general el invierno me ha obligado a lidear con mis limitaciones... a los obsesivos nos cuesta mucho que nos pongan trabas...más aún si estas vienen de tu propio cuerpo que te pide sol, luz, y  calor. Amigos, sigamos rezando...la oración es una red misteriosa que nos mantiene tan unidos. Les mando un saludo en este video desde el retiro en un pueblo llamado Talmenko.... Feliz Navidad!!