Compra mis libros!

Creación y Alianza: Libro de los Jubileos (2)

En Jubileos la Alianza se retrotrae a la creación desde donde se van repitiendo una serie de hechos que subrayan la infedelidad del pueblo de Israel y la fidelidad de Dios. ¿Qué pasa entonces en este libro con la Alianza mosaica?En términos generales esta alianza se describe como otro evento más donde Dios reafirma su fidelidad con el pueblo. Como en otras ocaciones, la alianza del Sinaí viene a prefigurar la redención definitiva que va a acontecer al final de los tiempos. En el Sinaí no se inicia la relación especial entre Dios y el pueblo. Más aún, la descripción que se hace de esta Alianza en Jub no hace sino minimizar su significado en relación a otras alianzas más tempranas. En este sentido, Jub no sigue la dinámica bíblica que muestra progresivamente las alianzas de Noé (Gn 9) y Abraham (Gn 17) para terminar como culmen en la Alianza sinaítica. Para el autor de Jub lo importante es minimizar la importancia de la Alianza Mosaica especialmente en relación a la de Noé. En otras palabras, se concede una importancia especial a la alianza establecida después del diluvio (6,10-14), todas las posteriores son renovaciones o actualizaciones de ese pacto. De hecho ambas alianzas, la de Noé y la del Sinaí, son particularmente semejantes, haciendo de la primera un medio formátivo en la relación Dios-pueblo que la segunda viene a reafirmar. Siguiendo la dinámica propia del libro se afirma en 6, 19 que al igual que la alianza de Abraham, la del Sinaí es respuesta a la infedelidad de Israel en relación a la Alianza de Noé: Pero Abrahán la guardó, al igual que Isaac y Jacob y sus hijos hasta tus días, en los cuales la descuidaron los hijos de Israel hasta que se la renové en este monte. Y es que lo mismo que la creación para este autor tiene un aspecto mucho más particularista (la elección de Israel), también la alianza de Noé la tiene. Así, en Jub se omite de la Alianza de Noé la participación de los animales (Gn 9,11) y el juramento de no derramar sangre (Gn 9,5). Por otra parte, la prohibición de beber la sangre del sacrificio, que esta presente tanto en la Alianza de Noé como en el Sinaí (Ex 24,1-11) se enfatiza en Jub 6,10-11 para subrayar como la segunda alianza estaba prefigurada en el primera. Noé y sus hijos juraron no comer sangre alguna de ningún ser carnal, e hizo pacto eterno ante el Señor Dios para siempre en este mes. 11 Por eso te ha dicho: «Harás tú también un pacto con los hijos de Israel este mes en el monte, con juramento, y derramarás sobre ellos sangre por todas las palabras de la alianza que ha concluido el Señor con ellos para siempre. En otras palabras el ritual descrito en Ex 24,8 cuando Moisés derrama la sangre sobre el pueblo, para el autor de Jub viene a confirmar la prohibición Noética de consumir sangre. Más aún, todas las celebraciones relacionadas con la Alianza en Jub suceden en el Shavout, incluyendo la primera (14,19) y la segunda (15,1-5) Alianza con Abraham; la promesa realizada con Isaac en relación de celebrar una Alianza (15, 19.21), el nacimiento de Isaac (16,13), la bendición de Abraham sobre Jacob antes de su muerte (22, 1-9), y el nacimiento de Judá (29,7). Y es que a través de la Alianza con Noé se está recreando el mundo, lo que nos lleva a la otra alianza fundacional, de acuerdo al autor de nuestro libro, la creación. Recordemos que el signo de esta alianza es el sábado.  Ese día lo creó el Señor como señal para que también ellos descansen con nosotros en el día séptimo. Que coman, beban y bendigan al que creó todo, así como bendijo y santificó para sí a un pueblo que sobresale por encima de todos los pueblos, para que observe el shabat juntamente con nosotros (Jub 2, 21). Para más detalles:  Creation, Covenant and the Beginnings of Judaism p. 118-125. En otras palabras, la fidelidad de la Alianza noética está dada especialmente a través de las figuras de los patriarcas. Sólo después de ellos todo se corrompe de nuevo y Dios tiene que hacer otra alianza esta vez con Moisés. La razón de la fidelidad de la alianza (también sinaítica) por parte de los patriarcas es que los contenidos de la alianza estan consignado en las tablas celestes, escritas desde siempre (15,25; 16,28; 18,19; 32,10; 32, 20-22; 33,10). La Alianza del Sinaí no contiene sino una parte pequeña del contenido de las tablas celestiales. Otro aspecto importante de la alianza en Jubileos tiene que ver con la elección de Israel que conlleva una separación de los gentiles (22,16; 30,5-18) y una prohibición expresa de contraer matrimonios mixtos. Para más detalles: M. Junkal, Esplendor en la Diáspora, p. 109-110.