Bautismo de Jesús (1): Al fin una certeza.



Una de las pocas cosas que sabemos con mayor certeza sobre la vida del Jesús histórico es que fue bautizado por Juan Bautista. ¿Por qué la mayoría de los estudiosos está de acuerdo en este hecho, y discute sin fin sobre la factibilidad de tantos otros acontecimientos narrados en los evangelios (los milagros y exhorcismos, la relación problématica de Jesús con las instituciones judías, las causas que le llevaron a la muerte, el carácter político de su proyecto....)? Basicamente por dos criterios que apuntan decididamente a la historicidad del bautismo de Jesús: la pluralidad de las fuentes y el criterio de incomodidad. Veamos brevemente a qué se refiere cada uno.
La pluralidad de las fuentes, tal como lo indica el nombre, apunta a que el bautismo de Jesús está atestiguado en varios documentos muy antiguos e independiente entre sí. La versión más antigua del bautismo de Jesús es la del Evangelio de Marcos (1,9-11), que sería utilazada más tarde por los evangelios de Mateo (3,13-17) y Lucas (3,21-22). Sin embargo, las versiones de cada uno de estos dos difieren tanto con la de Marcos que los estudiosos han reconocido otras dos fuentes: la propia de Mateo y la propia de Lucas. Pero aún más, hay algunos elementos comunes entre Mateo y Lucas que no están presentes en Marcos, lo que hace pensar que hay otra versión más del bautismo contenida en la llamada fuente Q. Pero esto no es todo. El Evangelio de Juan también narra de una manera particular el acontecimiento (como un testimonio de lo que vio Juan Bautista), lo que configuraría una fuente más. Y esto sin contar con fuentes extra canonicas (no contenidas en los cuatro evangelios) como el Evangelio de los hebreos 2 (citado por Jeronimo Com.Isa 11,1-3), el Evangelio de los ebionitas 4 (citado por Epifanio Panarion 30.13.7-9), y curiosamente el Evangelio de los nazarenos 2 (citado por Jeronimo Pelag. 3.2)donde el testimonio es negativo: Jesús se niega a la insinuación de su madre y sus hermanos de ir a bautisarse con Juan porque no tiene pecados. Por lo tanto, hay muchas fuentes, independiente entre sí, que nos narran el bautismo de Jesús...
El segundo criterio que apunta a la historicidad del bautismo de Jesús es el llamado de incomodidad. Según este criterio es muy probable que el Jesús histórico se haya hecho bautizar por Juan porque de otro modo las primeras comunidades hubiesen omitido el acontecimiento en sus escritos.Más fácil hubiese sido omitirlo y así ahorrarse las explicaciones de un Mesías que va bautizarse con un profeta implicando una relación de subordinación. Si, a pesar de esto, lo escribieron (aunque cada uno a su manera tratando de suavizar o justificar el bautismo) es porque debió haber sido un hecho muy conocido.
Así, estos dos criterios, el de la multiplicidad de las fuentes y el de la incomodidad, nos indican con un alto grado de probabilidad que Jesús antes de iniciar su ministerio público fue a bautizarse con Juan y que muy probablemente existió una relación de discípulado entre estos. Ahora bien,¿qué significaba en el contexto del siglo I el bautismo de Juan? ¿podemos profundizar algo más en la relación entre Jesús y el Bautista a partir de este? Antes de seguir profundizando en el signifcado del bautismo en nuestros escritos canónicos, y en los que quedaron fuera, es importante abordar brevemente estos puntos.