La Torá en la Edad Mesiánica (2)

¿Qué sucederá con la Ley en la Edad Mesianica? Ya hemos visto que el texto de Jr 31,31-34 resiste varias interpretaciones. A. Díez Macho asegura que el sentido de este texto implica la derogación de la Torá en la edad mesianica y la implementación de una nueva Ley. Esta sería la intepretación del corpus paulino, de la Carta a los Hebreos, y del Evangelio de Juan. El autor pasa a revisar a continuación otros textos de Jr donde se habla en contra de la Torá, y la verdad es que si bien los encuentra, también los hay favorables. Entre los primeros Jr 8,8: ¿Por qué dicen: Somos sabios, tenemos la Ley del Señor? Si la ha falsificado la pluma falsa de los escribanos. Jr 7,4: no se hagan ilusiones con razones falsas, repitiendo: el templo del Señor, el templo del Señor, el templo del Señor. Entre los segundos, Jr 7,11: ¿Creen que este templo que lleva mi Nombre es una cueva de bandidos? Atención, que yo lo he visto —oráculo del Señor—. Jr 17, 21-22: Así dice el Señor: Cuídense muy bien de llevar cargas en sábado o de introducirlas por las puertas de Jerusalén. 17,22: No saquen cargas de sus casas en sábado ni hagan trabajo alguno; santifiquen el sábado como mandé a sus padres. La falta de claridad del profeta ante tan importante cuestión, dice Díez Macho, se debe a la deutoronomisación del mismo por los siguientes redactores del texto. Entonces el autor se preocupa de respaldar su argumento en relación a la crítica de Jr de la Torá a través de otros escritos proféticos. Nombra Mal 1,10-14 donde Dios rechaza los sacrificios del pueblo (parte esencial de la Ley Mosaica) y el Sal 110 donde con un tono mesiánico innegable (para los primeros judeo-cristianos: Mt 22, 43-45; 26,64; Lc 20,42; Hch 2,34; Ef 1,20;Col 3,1; Heb 1,13; 5,6-10; 6,20; 7,17-22 etc.) se habla que habrá un sacerdocio distinto del levítico (estos no eran reyes) que se recibía a partir de las instrucciones mosaicas. Que el Sal 110 anuncie una nueva Torá para el tiempo mesiánico también se puede establecer a partir del Beresit Rabba de R. Mose ha-Darsan (45), comentario de Gn 14,18:

Melkisedeq, rey de Salem: Este es Sem, hijo de Noé. ¿Y qué significan las palabras: "Y ofreció pan y vino"? R. Semuel bar Nahmán dice: le entregó las halakot (rúbricas o disposiciones) del sacerdocio, y sacrificaba a Dios pan y vino, pues se dice (Gn 14,18): "y él era sacerdote del Altísimo". Rey de Salem: que el lugar jusfica a sus moradores. Otra interpretación: "Ofreció pan": éste es el pan de la Proposición; "y vino": esto es, las libaciones. Los Maestros dijeron: El le reveló la Ley, según se dice: Prov 9,5: Venid, comed mi pan y bebed el vino que he mezclado. Otra interpretación: Melkisedeq: éste es de quien dice la Escritura: Sal 110,4: "Yahvé lo ha jurado y no se arrpentirá: tú eres sacerdote para siempre según el orden de Melkisédeq". ¿Quién es éste? Este es el rey justo y salvador: el Rey Mesías, del que se dice (Zac 9,9): "He aquí que tu rey viene a ti, justo y salvador". Y ¿qué  significa: "ofreció pan y vino"? : lo que se dice (Sal 72, 16): "El será una torrija de pan en la tierra. Esto es lo que se dice (Gn 14,18): "y él era sacerdote del Altísimo". 
Para más detalles: A. Diéz Macho: "¿Cesará la Torá en la Edad Mesiánica?": Estudios Bíblicos 12 (1953) 115-158.