El templo de Lachish como paralelo del primer templo de Jerusalén