Alabanza y Gloria en Hejalot Zutarti

Cuando nos imaginamos las oraciones de los visionarios de la mercabá y del cuerpo divino, representados a través de la literatura de Hejalot y de la Shiur Koma, tenemos que tener en cuenta que el término שבה (‘alabanza’) es muchas veces sinónimo con כבןד (‘gloria’). Esto es tremendamente iluminador porque significa que la manifestación del cuerpo divino o el trono (expreción de la gloria divina) y su alabanza son mismo. O en otras palabras, la alabanza a través de la recitación de las medidas corporales de Dios o de sus nombres posibilita la visibilidad de la gloria divina. La liturgia relacionada con el cuerpo divino (shiur koma) parte, por lo tanto, de la premisa que la actividad de adorar o alabar a Dios hace a éste visible. Esta relación misteriosa entre alabanza y visibilidad de la gloria se discute en el tratado de Hejalot Zutarti 350-352. En 350a se nos pregunta quién es capaz de explicar, y quién es capaz de ver la contradicción entre Ex 33,20 donde Dios dice que ningún hombre puede verme y vivir (350b) y el testimonio de Isaías quien en 6,11 escribe yo he visto al Señor sentado en su trono (350d). Esta encrucijada es resuelta en la alusión a Dt 5,21-24 (350c) donde se lee: el Señor, nuestro Dios, nos ha mostrado su Gloria y su grandeza, hemos oído su voz que salía del fuego. Hoy vemos que puede Dios hablar a un hombre y seguir éste con vida. Así, Isaías a través de la alabanza fue capaz de ver la palabra de Dios o su Nombre (יהוה) encarnado en su gloria o grandeza. En 351 la revelación del Nombre-Gloria es asociado con las liturgias celestes y terrenas donde se alaba a Dios: ¿Cuál es su nombre? ססית כספן ודין נון נינה , quién es enteramente santo! Sus ejércitos son de fuego!...sentado en lo alto y en el trono exhelso! Santo! Santo! Santo es el Señor de los ejércitos! Toda la tierra esta llena de su gloria! (Is 6,1-3), ...bendita sea la gloria del Señor desde este lugar! (Ez 3,12)אוטייס פוסוקסון היטה שחקה קספף פתקי טוקו אפהה ספהק סופק יאיק ניסהה קקה סקוס והס ואקיא חא אקטם פטהיי (351, b), ...Israel dijo delante de él: el lugar de nuestro santuario es un glorioso y alto trono desde el comienzo (Jr 17,12) (351c)... En el 352d se discute la manera en la que la gloria de Dios puede contemplarse. Este pareciera ser un dicho propio de la Shiur Koma y se le atribuye a Akiva: El (Dios) es, podríamos decir, como nosotros, pero es más grande que todo; y esta es su gloria, la cual está escondida de nosotros. Esta aseveración termina con una advertencia, atribuida a Moisés, donde dice: No tratéis de averiguar el significado de vuestras palabras, sino que alabadle en su lugar! (352d) Por lo tanto se nos dice: Alabada sea la gloria del Señor desde este lugar! (352f). En otras palabras, los visionarios del trono o del Shiur Koma sentía que la estatura o forma de Dios era lo mismo que la alabanza del Santo. El gran nombre de Dios es su capacidad creativa que se encarna en su gloria. La alabanza es la expresión de su nombre. Recitando las medidas del cuerpo de gloria, junto con la alabanzas de los nombres que conforman tal cuerpo, el visionario de la shiur koma participa de la liturgia celestial y hace visible a Dios. Pero hay más, la vida de Dios depende de sus alabanzas, esto quiere decir que la oración de Israel, de la cual la shiur koma es la más profunda expresión esóterica, participa de la acción creativa de la divinidad y hace visible la corporalidad de la gloria divina en el mundo. Para más detalles: The Mystery of God, p.517-518.