Compra mis libros!

Jacob como el Angel más importante en los cielos


En una variedad de fuentes antiguas, la figura de Jacob-Israel es identificado como el ángel más importante o como el vice regente de Dios. Cuando Filón de Alejandría habla del Logos lo hace en los siguientes términos: “Su palabra primogénita, el mayor de los ángeles, el arcángel supremo, y es que posee muchos nombres, porque es llamado: el comienzo, el Nombre de Dios, el Logos, el Hombre en la Imagen, y aquel que ve o Israel (Conf. 146). Orígenes también habla del ángel Jacob-Israel usando muchos de los términos utilizados por Filón en un texto que cita y que se llama “La oración de José” (OrJos): “Entonces Jacob dijo: Yo, quien está hablando contigo, soy Jacob e Israel. Yo soy el Ángel de Dios y el Espíritu Principal. Abraham e Isaac fueron creado antes que cualquier trabajo, pero yo, Jacob, a quien los hombres conocen como Jacob, mi nombre es Israel. Yo soy quien ha sido llamado por Dios: Israel, el hombre que ha visto a Dios, porque yo soy el primogénito (Ex 4,22) de toda criatura viviente que ha sido vivificada por Dios. Y Él añadió: Mientras yo subía desde Siria Mesopotamia, Uriel, el ángel de Dios, vino y me dijo que yo había descendido y habitado entre los hombres, y que yo era llamado por el nombre Jacob. El estaba envidioso de mí y me desafiaba. Y luchó contra mí, diciendo que su nombre, siendo el del ángel preeminente, era superior al mío. Y yo le dije su nombre y su rango entre los hijos de Dios: No eres acaso Uriel, el octavo después de mí? Y yo Israel, el arcángel del Poder de Dios, y el Capitán en Jefe entre los hijos de Dios? No soy acaso Israel, el Primer Ministro delante del Rostro de Dios? Y yo invoqué a mi Dios por el Nombre Indestructible”. Observemos que los títulos “Arcángel” y “Capitán en Jefe” tienen claros paralelos con los aplicados a Miguel, Metatrón, y otros ángeles prominentes en la literatura mística de la época. Por lo demás, fijemonos también que para vencer a Uriel, Jacob-Israel debe decirle su nombre y demostrar su superioridad sumo sacerdotal invocando a Dios a través de su “Nombre Indestructible”.

Los ejemplos sobre Jacob-Israel como un ángel se multiplican en la literatura gnóstica y maniquea. Muchas veces el rol de este ángel nos recuerda el de aquella figura mesiánica descrita como un guerrero-joven que aparece liberando al pueblo en el Mar Rojo. En una oración persa Jacob es llamado: “el Dios Poderoso, el alabado con la voz, el Comandante en Jefe de los héroes, el que Busca la Batalla, el Valiente”. En un fragmento maniqueo de Turfan, en el oeste de China, Jacob es adorado como Kavod entronizado: “Adoramos al Señor Jacob, el Ángel con los principados, los poderes, los espíritus buenos, los que nos protegen con poder fuerte, los que nos lideran hacia dentro y hacia fuera. Nos gozamos delante del Poder Fuerte, Jacob el Ángel, el Líder de los ángeles”. Este texto guarda afinidad con los de las Hejalot donde también encontramos la práctica visionaria de ir hacia dentro y fuera de los palacios celestiales para adorar a Dios en su trono. Para más detalles: The Mystery of God, p. 560-567.