Compra mis libros!

Cómo la cruz ha explicado nuestros dolores...aproximaciones (III)

Una de las categorías para interpretar la muerte de Jesús entre sus primeros seguidores fue la del martirio. Ahora bien, la reflexión martiriológica en el judaísmo de la época era muy rica y variada. Algunas giraban en torno a los martirios de carácter expiatorio de los macabeos (4Mac 6,28-29;17,21-22). Otras en el sacrificio expiatorio de la figura del siervo de Isaías 52-53 con Is 42 como síntesis de lo realizado por Jesús. Textos como Mc 9,31 (Lc 9,44); Mc 10,45; y Lc 22,35-38 son ejemplos de estas interpretaciones. El martirio de Jesús representaría el modo cómo éste toma sobre sí la responsabilidad de los pecados del pueblo para liberarlo. Jesús realizaría vicariamente la justicia que es necesaria para vivir delante de Dios. Varios autores se han dedicado a estudiar la figura del siervo sufriente en Jesús, destacan: . C.H. Dood, Vicent Taylor (Jesus and His Sacrifice, 1937), C.J. Cadoux, T.W. Manson (The Servant Messiah), R.H. Fuller (The Mission and Achievement of Jesus, 1954), Joachim Jeremias (New Testament Theology), B.F. Meyer, I.H. Marshall (Last Supper and Lord´s Supper), Martin Hengel, Peter Stuhlmacher, Otto Betz, G.B. Caird, N.T. Wright.También en los Himnos de acción de gracias del Qumran vemos una figura parecida en Judás quien es perseguido por hombres violentos(1QHX), especialmente Hircanus II, para quitarle la vida por sus ideas concernientes al Templo (4QMMT). Judás, entonces, es juzgado como falso profeta y exiliado, para inmediatamente después sufrir una muerte violenta (72 a.c.). Lo importante es señalar que Judás pensaba que había cumplido el rol del siervo sufriente de Isaías (1QH VIII-IX) a partir de lo cual Dios lo recompensaría exaltándolo a su derecha (XXVI, 2-10).

Otra temprana interpretación del martirio de Jesús la encontramos en la figura del Hijo del Hombre de Dn 7; 11,35; 12,2-3 que denota la idea que a través del sufrimiento escatológico se expía los pecados del pueblo y se asegura la vindicación del héroe. Autores como J. Dunn, C.K. Barret, y M. Hooker son representativos de esta perspectiva. Por último, también vemos en los evangelios la interpretación del martirio de Jesús sin un carácter expiatorio, simplemente como la muerte ejemplar del justo como resultado de la fidelidad a su misión. Textos como el Sal 22 y 69 estarían detrás de esta aproximación.Autores como E. Schweizer, L.Ruppert, C.F.D. Moule, E.P. Davies, J. Beckers,y E.P. Sanders han estudiado especialmente esta perspectiva.

Lo que es importante destacar es que en todas estas interpretaciones a la muerte de Jesús, le sigue la exaltación y transformación del mártir por parte de Dios en las esferas celestiales. La muerte del justo, además, desencadena la ira de Dios y su venganza precipitando, así, los últimos tiempos.